Contaminación Cruzada

Una de las cuestiones que más inquietan al celíaco y a sus familiares es la importancia de la contaminación de los alimentos, la cantidad de gluten que es importante y las consecuencias que puede tener para la salud del celíaco.

Para evitarla lo más recomendable es:

  • Eliminar harina y pan rallado de trigo. Utilizar para toda la familia harina especial sin gluten y pan rallado (Sello FACE). También se pueden elaborar harinas de leguminosas o de arroz y utilizar copos de patata para rebozar. Precaución con las harinas de maíz, arroz, etc. de venta en panaderías o supermercados sin certificar la ausencia de gluten. Pueden estar contaminadas si su molienda se ha realizado en molinos que también muelen otros cereales como trigo o avena.
  • Estandarizar marcas y productos para evitar confusiones. Los botes de mermelada, crema de cacao, pate, mantequilla, etc… no deberán de compartirse ya que habitualmente se introduce el cuchillo que antes ha podido estar en contacto con pan común.
  •  Los utensilios  de cocina, superficies y tablas se lavarán cuidadosamente para que no contengan restos de gluten.
  • Los aceites serán siempre de primer uso si no se puede garantizar que en ellos no se han cocinado productos con gluten. 
  • Se puede utilizar el mismo microondas pero teniendo siempre la precaución de tapar siempre la comida.
  • También puedes utilizar el mismo horno.  Si este habitualmente hornea productos con gluten y tiene aire, lo más recomendable es quitarlo y limpiar  el horno. En caso de que no tenga aire, siempre con papel de horno o de aluminio nuevo.
  • Es necesario disponer de un tostador exclusivo para el pan sin gluten. El común del resto de la familia contiene restos de pan que son imposibles de eliminar.
  • En la despensa, los alimentos especiales para celíacos ocuparan un espacio diferenciado y estarán correctamente etiquetados.

No se admiten más comentarios